↑ Volver a Arrendamiento

Arrendamiento Puro

Consiste en el pago de rentas mensuales por el uso o goce temporal del bien arrendado, el gran beneficio de este se da al no descapitalizar al arrendatario. Al final del contrato, usted tiene prioridad en la compra del bien a un precio menor del valor comercial.

El Arrendamiento Puro se define como el acuerdo entre dos partes, arrendador y arrendatario, mediante el cual el arrendador otorga el uso o goce temporal de un bien por un plazo determinado al arrendatario, el cual se obliga a pagar periódicamente por ese uso o goce un precio determinado o determinable convenido denominado renta, sin que en ningún caso se convengan las opciones terminales que señala el artículo 27 de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito y/o el artículo 410 de la Ley de Títulos y Operaciones de Crédito.

Son susceptibles de arrendamiento puro todos los bienes que no sean de consumo inmediato, excepto aquéllos que la Ley prohíbe arrendar y los derechos estrictamente personales.

El arrendatario podrá seleccionar al proveedor, fabricante o constructor y autorizar los términos y condiciones que contenga el pedido y orden de compra, en los cuales deberán identificarse y describirse los bienes que adquiera la arrendadora financiera.

Es obligación del arrendatario cubrir todos los gastos de instalación, seguros, mantenimiento, reparaciones y demás que sean necesarios para garantizar el funcionamiento y conservación de los bienes objeto de arrendamiento puro, al grado que permita el uso normal que les corresponda.

Los contratos de arrendamiento puro en los que se prevea alguna opción terminal de las contenidas en el artículo 27 de la Ley de la materia, se considerarán como de arrendamiento financiero.

Las partes podrán pactar, que al término del contrato de arrendamiento puro y una vez que se hayan cumplido todas las obligaciones del mismo, la arrendataria adquiera los bienes a su valor de mercado. Si ésta no adquiere los bienes objeto de arrendamiento, la arrendadora podrá vender los bienes a un tercero al valor de mercado que tengan en el momento de la operación o darlos en arrendamiento puro o financiero sin que esto se considere para efectos legales como una opción terminal.

 

Beneficios del Arrendamiento Puro:

 

  • Ventajas: Deducción Fiscal, Liquidez Financiera, Obsolescencia Operativa.
  • Deducible para ISR, IETU. La renta va directamente al Gasto.
  • No limita el Tope Fiscal de $175,000.00, para vehículos que no son de carga.
  • Deducibilidad con rentas superiores a los $7,500.00 más IVA.
  • El valor residual es la parte del monto financiado, que se manda al final del plazo, para darle la figura de arrendamiento puro.
  • El valor residual, se puede no aplicar y regresar la unidad, volverlo a arrendar, o financiarlo, al plazo más conveniente para el cliente.
  • Mayor índice de liquidez (activo circulante-pasivo a corto plazo). Puesto que no va a reducir su efectivo ni a mostrar mayores niveles de pasivo a corto plazo.
  • Menor apalancamiento (pasivo total-capital contable) no incrementa sus pasivos.
  • No afecta la estructura financiera (se registra fuera del balance); no afecta índices de apalancamiento.
  • No bloquea ni restringe sus líneas de crédito.
  • Registro contable fácil.
  • PLAN  RESCATE